Cultos

Los Cultos de nuestra Hermandad es una obligación de todo hermano pero para ello hay que hacer atractivo tanto el momento como la participación en el mismo como el culto en sí propiamente dicho, para ello pretendemos poner especial mimo y cuidado en la organización y celebración de los Cultos a nuestros Sagrados Titulares, fomentando la participación y promoviendo la asistencia de los hermanos. Es necesario llevar a cabo una labor mucho más intensa en la colaboración con nuestro Director Espiritual implicando a todos los hermanos y no solo a los miembros de la Junta de Gobierno como sucede hasta ahora.

En el segundo viernes de Cuaresma procederemos a realizar un ejercicio del Vía Crucis presidido por la Imagen de Ntro. Padre Jesús del Gran Poder por las calles de nuestra feligresía.
Pretendemos instituir y sufragar, con la cooperación de nuestro Director Espiritual, de una Santa Misa Mensual de Hermandad todos los primeros jueves de cada mes. Esta nueva incorporación se crea con el objetivo de fomentar la devoción a nuestros Titulares mediante una celebración continuada a lo largo todo el año de Eucaristías que sirvan de encuentro y formación cristiana para todos los Hermanos.
Siendo uno de los fines principales de nuestra hermandad, el culto público, esta Junta de Gobierno pondrá especial interés en estudiar y llevar a cabo todas las mejoras necesarias para que nuestra Salida Procesional sea verdaderamente una catequesis plástica. Principalmente vamos a poner especial interés en la atención a los hermanos nazarenos desde su llegada a la Iglesia hasta que inicien el regreso a su casa una vez finalizada la Estación de Penitencia. Fomentar la participación de los hermanos en la Estación de Penitencia es un importante reto. Nos preocupa que año tras año, sea menor el número de hermanos que se revisten la negra túnica penitencial, para vivir el privilegio de hacer Estación de Penitencia. Un derecho y un deber para todos los hermanos, una experiencia de fe y recogimiento que solo los que la vivimos desde dentro sabemos lo reconfortante que resulta. Es por ello que pretendemos dinamizar la participación en la Estación de Penitencia.

Es nuestro interés dar más solemnidad al acto de traslado del Señor a su paso y su entronización, adecuando un arnés con las mayores medidas de seguridad y el máximo respeto, incluyendo en este acto el rezo del Ejercicio de las Cinco Llagas y abierto a todos los hermanos
Creemos que, aun constituyendo un Titular más de nuestra Hermandad, a la Imagen de Nuestro Padre Jesús en su Entrada Triunfal en Jerusalén, no se le da el merecido Culto que se le ha de destinar. Para ello propondremos a nuestra Parroquia la realización de un Acto de Veneración en el primer Domingo de Cuaresma, como preámbulo al tiempo Litúrgico de la preparación espiritual de la fiesta de la Pascua, a la que la Procesión de la Burrita da inicio.
Un reto que nos queremos imponer en cuanto a la Procesión de María Santísima de los Dolores en su Soledad, el Viernes Santo, es poder sacar la Virgen tal y como su advocación representa: sin palio y una cruz vacía, pues este Misterio ilustra a través del Séptimo Dolor, a la Virgen sola tras la muerte de Cristo en espera de la Resurrección, encarna el dolor y la soledad de la Madre ante la pérdida de su hijo.